jueves, agosto 14, 2008

Palabras a nombre del CCRI del EZLN: 5to. JBG

Compañeros:

A todos los que están presentes le damos un cordial saludo revolucionario de parte del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Compañeros y compañeras:

Anteriormente, cuando no había organizaciones, pues no sabíamos nada
qué es la democracia. Y no sabíamos qué es el Municipio Autónomo, ni la Junta del Buen Gobierno.

Ahora, ya sabemos y lo estamos haciendo en práctica. Ya sabemos y lo estamos haciendo en práctica y esto que no sabíamos antes. Y la Junta del Buen Gobierno toma posesión este día como hoy, un día 8 de agosto del 2003. Hoy, cumple cinco años de su nacimiento de la Junta del Buen Gobierno.
Éstos son los pasos que estamos logrando de nuestra lucha con el pueblo. Sin pedirle permiso al mal gobierno para gobernar nuestro territorio. Y las Juntas de Buen Gobierno trabajan para construir la autonomía, y hacer la justicia y construir la verdadera democracia.

Junto con el pueblo, organizando para resolver nuestros problemas, sin distinción de las organizaciones.
Éstas son las semillas que vamos sembrando de la lucha del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y el Comité Clandestino Revolucionario Indígena. Y el mal gobierno nos sigue presionando en varias formas: de culpar de sembrar marihuanas, para buscar pretexto, para debilitar a la organización. Éstas son las mentiras del mal gobierno.
Así como nos humilla a todas las clases trabajadoras de la ciudad y del campo. Pero ya no es tiempo que nos humille. Así que así era la estrategia de los malos gobiernos y el sistema del Estado burgués. Son los grandes explotadores de la gente pobre y de todas las clases medias. En todas las partes del mundo y en todos los países a como México: Francia, País Vasco, Grecia.

Así como todos los países que mencioné el nombre, pues están sufriendo estas agresiones de sus malos gobernantes. Compañeros, pues no es tiempo de que nos humillen tanto compañeros. Por eso, la lucha del pueblo organizado pues hay que saberla y cuidarla, y abonarla bien, para construir más nuestro camino de lucha.
Por eso, compañeros, estamos muy tranquilos con nuestros compañeros que nos están visitando acá de diferentes países del mundo, y les damos las gracias por haber venido a visitarnos acá en nuestro pueblo, en nuestro territorio.

Le agradecemos su esfuerzo de venir, de visitar, de conocer cómo vivíamos. Porque los malos gobiernos, de por sí, están publicando todas sus mentiras de que hay marihuana en esta zona. Pero son puras mentiras. Lo vieron en sus propios ojos, todos los que llegaron de visitas. Los que caminaron en diferentes comunidades, pero lo vieron que es mentira lo que hace el gobierno.
Pero todas sus publicidades que hacen pues son para engañar al pueblo,
y para engañar a la gente que se deja engañar.

Pues es todo compañeros, y muchas gracias. Y les pido disculpas a los compañeros de otros países, que no podemos atenderle bien. Pues ni modo, pero compañero, no porque no queremos atenderles, todo lo que se pueda. Es porque es nuestro modo cómo vivir acá, compañeros. Pues muchas gracias por todo, compañeros.

* * * * * * *

Palabras de la Comandancia General del EZLN, en voz del Teniente Coronel Insurgente Moisés

Buenas noches a todos, compañeros y compañeras.

Hablo a nombre de la Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, para decirles unas cuantas palabras. Parece que hay compañeros que traducen; vamos a tratar de ir un poco lento.
Compañeras, compañeros, adherentes de la Zezta Internazional de España, del País Vasco, de Francia, de Grecia, de Italia y de México.
Los compañeros del Comité Clandestino Revolucionario Indígena me nombraron como la Comisión Intergaláctica, como hemos dicho.
Nosotros y nosotras las zapatistas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional nos quedamos. Pero también sentimos y pensamos que vamos a ir cada uno con ustedes. Porque sentimos que vamos con ustedes porque ustedes la vieron, la conocieron, lo que es la vida real acá. Y tenemos la confianza de que ustedes, por venir directamente acá, igual regresan directamente en sus países, en sus pueblos, en sus escuelas, en sus barrios, a contar, a decir lo que ustedes vieron acá. Es por eso, sentimos que vamos a ir con ustedes.

Pero no, nos quedamos. Nos quedamos porque nos hace falta muchas cosas por hacer. Mucho trabajo que nos falta por hacer. Uno de los trabajos muy grande es la construcción de lo que trataron de decir, en unas cuantas palabras, los compañeros de la Junta y del Comité Clandestino, que es: el mandar obedeciendo.
Organizar eso, lo de mandar obedeciendo, no es lo mismo a organizar una campaña electoral para tomar el poder. Esto es totalmente diferente. Es totalmente al revés, contrario, porque lo que queremos es que el pueblo es la que toma el poder. No unos cuantos, ya sea hombre o mujer, que ellos van a mandar y el pueblo es la que obedece.

El pueblo es la que cumple.
Nosotros queremos al contrario: el que está gobernando es la que debe obedecer y el pueblo es la que tiene que mandar. El que está en el poder es la que tiene que cumplir. Y el pueblo es la que tiene que decidir qué es lo que se va a hacer.

Quiere decir: si el pueblo toma el poder, es el guardián de su país, de su pueblo. Pero junto con su gobierno, el que manda obedeciendo. Es por eso les decimos pues, compañeros, compañeras, adherentes de la Zezta Internazional y de La Otra Campaña que nos vamos a tener que quedar, porque nos falta mucho por construir eso.
Pero, también, como dijo el compañero Comandante Fernando, aquí estamos practicando, estamos mejorando. Entonces, podemos decir a ustedes, compañeros, compañeras, ésta es la universidad acá. Hay otras universidades, pero eso es transgénico esas universidades. Donde no nos enseña, donde no nos explica, donde no nos da de entender.

Esas universidades, transgénicas que les digo, son los capitalistas neoliberales. A esos transgénicos, capitalistas, neoliberalistas, a nosotros los pobres, en México y en el mundo, nos quieren destruir, nos quieren dividir, nos quieren comprar, nos quieren hacer rendir, en el sentido de luchar por liberarnos a esta miseria en que nos tienen.

Para nosotros, las zapatistas, nuestros maestros y maestras son los pueblos. Son nuestros compañeros y compañeras bases de apoyo del EZLN.
Ellos nos están demostrando, y ya lo demostraron, pero nos falta mucho más por demostrar, de que el pueblo organizado sí puede gobernarse.
El mal gobierno, como les decía que nos quieren destruir, dividir, y todo —pero no podrán—, ya lo demostraron a nuestros compañeros y compañeras, desde antes del 94 y después del 94, sólo podrán destruirnos si nos matan a todos nosotros, los y las zapatistas.

Pero, para eso, creemos que también ustedes las tendrán que matar también a ustedes. Porque hemos escuchado en ustedes, compañeros adherentes de la Zezta Internazional y de La Otra Campaña, nos dicen:
¡no están solos!

Esos transgénicos neoliberales nos quieren destruir, como les digo. Y a nosotros, en los primeros días del 94, nos dijeron que somos transgresores a la ley. Claro que vamos a seguir transgrediendo a su ley, porque esa ley —como dijo la compañera de la Junta de Buen Gobierno—, los que hacen las leyes: los diputados y los senadores no es del pueblo, no sirve para nada esa ley que lo hacen, porque no está consultada del pueblo trabajador del campo y de la ciudad.
Es una ley protectora de todas las agresiones que hace el mal gobierno, de todas las violaciones que hace el mal gobierno. No protege a los millones de pobres en México, del campo y de la ciudad.

Es una ley que está a beneficio de sus intereses de ellos, a esos transgénicos neoliberales. Nosotros queremos una ley del pueblo y para el pueblo. Esas leyes injustas que transgreden al pueblo un día va a tener que acabar.
Nacerá otra ley que es palabra del pueblo, de todos los trabajadores.
Que ellos la decidirán cómo es la ley que quieren.
Para eso, compañeros, compañeras, tenemos que luchar. Tenemos que organizarnos. Esto es lo que están haciendo nuestros pueblos bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Los capitalistas neoliberales, a este pueblo rebelde, quieren destruirnos, porque no quieren que crezca, que avance, que lleven a este ejemplo de lo que es la democracia verdadera, que es el pueblo la que decide. No les gusta. Y el ejemplo está de que no les gusta que ustedes vengan a llevar… por eso no les dieron el diesel, cuando ustedes entraron por acá. Piensan que así no van a poder llegar.

Compañeros, compañeras, vemos que es un gran ejemplo de lo que están
haciendo nuestros compañeros y compañeras bases de apoyo del EZLN.
Porque así, este pueblo de México, así podrá vivir en paz, cuando es el pueblo de México, hombres y mujeres, los trabajadores del campo y de la ciudad, que son ellos y ellas las que van a decidir cómo quieren vivir.
Por eso, compañeras, compañeros, adherentes de la Zezta Internazional y adherentes de La Otra Campaña en México, necesitamos organizar verdaderamente a esta lucha que se necesita hacer para nosotros, los de la ciudad y del campo.

Les queremos decir que nos vamos a quedar para prepararse más, junto con las compañeras y compañeros, cuando haya otra oportunidad, tendrán otras cosas que platicar a nuestros compañeros y compañeras.

Pero llévense la palabra en cada uno, una, de ustedes, que aquí vamos a estar. No nos vamos a vender. No nos vamos a rendir. Y no vamos a aceptarle nada del mal gobierno. Y si, por eso, el mal gobierno piensa que solamente pues destruirnos, matarnos, que es lo que quieren, que lo hagan.
Nuestra historia la sabemos rescatar, como lo hizo Zapata, Villa, y otros luchadores más. Pero hay uno, la que lucharon pues por nuestra independencia en 1810, que es nuestro general Vicente Guerrero, que dijo: "Vivir por la patria o morir por la libertad". Eso es lo que vamos a hacer nosotros, eso, compañeros y compañeras.
Les agradezco a todos ustedes que vinieron en los Caracoles, para atestiguar directamente de lo que dicen, de lo que nos quieren acusar y que ahora ustedes lo vieron, que no es cierto. Desde el principio, estamos en contra de eso. Nada es cierto.

Lo que sí es cierto es que la ley del mal gobierno aquí no funciona ya. Eso sí. Aquí el mal gobierno ya no manda. Aquí el pueblo es la que manda, hombres y mujeres.
Les queremos pedir pues, así las disculpas —como dijo el compañero Comandante Fernando— en todo pues, así lo que no pudimos atenderlos.
Que nos disculpan, y que pa' la próxima pues, sea para experiencia de ustedes, para que, entonces, un poco mejor preparado se pudiera pues, para otra ocasión, si es que el tiempo… si no es que el olvidón pues, así de Calderón, no vaya a hacer algo por ser loco.
Entonces, compañeros y compañeras, muchas gracias pues, a estar aquí con ustedes. Y nada más, compañeros y compañeras.

PD. FELCIDADES POR LA RESISTENCIA Y EL AGUANTE!!!!

No hay comentarios.: